Acapulco podría haber sido erigida ciudad en 1626 y no en 1799 - Revista Acapulco

Lo nuevo

pendiente

sábado, 16 de noviembre de 2019

Acapulco podría haber sido erigida ciudad en 1626 y no en 1799


*Este domingo 17 de noviembre se conmemora oficialmente el 220 aniversario desde que Acapulco recibe la Cédula Real que le da el Título de Ciudad, pero hay indicios de peso que indican que ésta fue la segunda otorgada debido a que la primera se perdió, por lo que realmente estaría cumpliendo 393 años como tal.

Por José de la Paz Pérez


Por años se ha dicho que fue en 1799 cuando Acapulco recibe el título de Ciudad, lo que significaría que en 2019 estaría cumpliendo su 220 aniversario como tal pero, ¿qué tan real es esta fecha en la que no se ponen de acuerdo los propios historiadores?

Existe un documento que indica que el 4 de agosto de 1795 se hace referencia a un documento con más de 200 años de antigüedad en el cual se establece la erección de Acapulco como Ciudad; la fecha podría ser 1626, por lo que, de acuerdo a este dato, la ciudad podría estar cumpliendo en 2019 nada más ni nada menos que 393 años.

En 1999, durante el interinato de Manuel Añorve Baños como alcalde de Acapulco, se conmemoró oficialmente el 200 aniversario de Acapulco como ciudad; durante el anuncio de los festejos, el entonces gerente postal estatal de Guerrero, Eduardo Núñez Sánchez, hace dos referencias históricas que merecieron más tarde algunas precisiones: dijo que en 1779 el Rey de España Carlos V “proclamó y le dio el nombre de Ciudad de los Reyes a Acapulco”; luego, un boletín de la Dirección Municipal de Comunicación Social dio a conocer que fue en 1799 y se trató de Carlos IV y no Carlos V.

LAS CONTRADICCIONES

Llama la atención la diversidad de fechas que se han dado a través de la historia sobre el título de ciudad otorgado a Acapulco.

El escritor Tomás Oteiza Iriarte, en su libro “Acapulco, la ciudad de las naos de Oriente y de las sirenas modernas”, editado en 1965, establece que fue el 20 de abril de 1532 cuando Acapulco es declarado ciudad.

Otras fuentes indican que fue el 25 de abril de 1528 al cumplirse una Real Orden del Rey Carlos I, de España.

Existen informaciones de que en 1550 Don Antonio de Mendoza, virrey y gobernador de la Nueva España, nombra a Don Pedro Pacheco alcalde de Acapulco, hecho que pudiera indicar que muchos años antes de la fecha “oficial”, 1799, ya existía como ciudad.

Enrique Díaz Clavel, ex periodista y ex cronista porteño, en un artículo publicado en la “Guía Enciclopédica, Turística y de Servicios”, en 1993, refiere que “en 1793, el Rey Carlos IV de España, declaró a Acapulco como ciudad”, dato que difiere de los expuestos anteriormente.

LA VERSIÓN DE 1799

La bibliografía que existe en torno a la historia del puerto coincide en que el 1° de noviembre de 1799 se otorga el título de Ciudad a Acapulco ¡pero se hace por segunda vez! “…esta concesión (la de 1799) refrendó otra anterior que se perdió”, sostiene Vito Alessio Robles en su obra “Acapulco en la historia y en la leyenda”, publicada en 1948.

En el entendido de que los datos proporcionados por los autores pueden variar en sus obras debido a la variedad de sus fuentes informativas, acudimos al texto original del Título de Ciudad que el Rey Carlos IV otorga a Acapulco. Aunque el original está resguardado en el Archivo General de la Nación, una copia fue editada por el Ayuntamiento porteño que encabezó Virgilio Gómez Moharro en el periodo 1975-1977.

“MEDIA ANNATA, año de 1799. Real despacho hecho en San Lorenzo el 17 de noviembre en que se confiere y se aprueba la denominación y título de CIUDAD de que ha usado el pueblo de Acapulco en Nueva España…” Hasta aquí podemos notar que se hace alusión a que el título de ciudad ya se había usado, lo que podría dar la razón a los autores que afirman que mucho antes ya había existido un título semejante.

El mismo texto continúa: “Por cuanto entre los varios expedientes instruidos en el supremo Gobierno de México a instancias de los ministros de la Tesorería General de aquella capital, como encargados del cobro de Media Annata, sobre la que debieran satisfacer las Ciudades y Villas de aquel Reyno, por tales denominaciones, fue uno el pueblo de Acapulco, al cual por no haber hecho constar la gracia en cuya virtud se le denominaba ciudad, pidieron los mencionados ministros cesar en ella o que se le concediese por la vía de compensación mediante algún servicio pecuniario; y habiéndose hecho saber al vecindario que por medio de apoderado ocurriese a contestar la demanda, expuso en representación de 4 de agosto de 1795, la antigua posesión de más de doscientos años en que se halló de su título y aunque no se encontraban en su archivo documentos que lo acreditase así…”

En el texto anterior se hace referencia a la existencia de un título que entonces tenía más de 200 años de antigüedad.

Más adelante, el documento menciona a un testigo, el Teniente de Castellano, quien “había visto instrumentos públicos del año de mil seiscientos veinte y seis, con igual denominación (…) se trató de la cantidad con que se debería contribuir para poder seguir en el uso de su título”.

La redacción indica que se trata de un “Real Título de Confirmación” de otro ya existente y fechado en 1626, por lo que el rey establece: “…he tenido a bien confirmar al referido pueblo de Acapulco la denominación de CIUDAD, de que ha estado usando…”

Son muchas imprecisiones, diversas hipótesis sobre la creación de Acapulco como ciudad. Sería adecuado que los historiadores serios revisaran sus apuntes, sus fuentes, o lo que tengan que consultar, con el objeto de proporcionar a los interesados una historia confiable sobre Acapulco, el Paraíso de América.

Sería trascendente saber, de una vez por todas, si en vez de cumplir 220 años en 2019 Acapulco debería estarse preparando para conmemorar, dentro de 7 años, el 400 aniversario de su erección como Ciudad.

Páginas