Para mayo, los créditos a pequeños negocios por contingencia - Revista Acapulco

Lo nuevo

pendiente

jueves, 9 de abril de 2020

Para mayo, los créditos a pequeños negocios por contingencia


*El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de heroicas a las pequeñas empresas que han resistido la crisis sin despedir a trabajadores y anunció que ya está listo el plan para entregar un millón de créditos con “garantía de palabra” a través de tres bancos

Texto: Daniela Pastrana

Después de reconocer a las pequeñas empresas familiares, que han resistido la crisis económica derivada de las medidas de confinamiento social para reducir los contagios de covid-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que tiene ya listo el plan de créditos para 1 millón de créditos cuya única garantía será la palabra de los beneficiarios.
“Queremos que sea rápido (el trámite)”, dijo el presidente, al explicar el procedimiento.
“Es un mecanismo sencillo: Se selecciona de un padrón que se tiene de cinco millones de solicitantes de créditos. Este padrón se levantó cuando se fue casa por casa a hablar con la gente para recoger sus demandas de apoyos para el bienestar. De esos vamos a sacar un millón y se va a distribuir de acuerdo a dónde está afectando más la epidemia y desde luego dónde está más afectada la economía”.
Los créditos serás por 25 mil pesos para cada pequeño negocio y se van a entregar a través de tres bancos: Banorte, Azteca y Santander, a partir del 4 de mayo.
“Va a ser un crédito a la palabra, la garantía es la palabra –aseguró–. Entonces, es: ‘Yo, Fulano de Tal, que me dedico a esta actividad, recibo este crédito y bajo palabra de honor voy a cumplir y lo voy a pagar’. Se entrega, se entregan los 25 mil ahí mismo en el banco, firma y se le entregan los 25 mil pesos, pasan tres meses de gracia y al cuarto mes, ahí mismo abona 850 pesos, empieza a abonar mensualmente 850 pesos, 36 meses; la tasa de interés, 6.5 anual, que es la tasa del Banco de México”.
El millón de beneficiarios va a estar referenciado a una sucursal bancaria cercana a su casa o negocio.
Se buscará que haya un promedio de 250 beneficiarios por sucursal, para que no lleguen todos al mismo tiempo, sobre todo si mantiene la emergencia sanitaria
Es un plan, dijo, “fundamentalmente urbano”, porque el medio rural tendrá otros apoyos adicionales.
“Vamos a cuidar mucho que sea a los pequeños, por eso vamos a administrar a quién se le va a dar el beneficio, porque nosotros sabemos quiénes lo necesitan más”.
En cuanto a los bancos, aseguro que hay un compromiso de sus dueños para no cobrar comisiones. “Hablé ayer con los dueños de tres bancos, que son los que van a participar: Banorte, Azteca y Santander, que tienen sucursales en todas las ciudades. hablé personalmente, hablé por teléfono con Carlos Hank, con Ricardo Salinas y con Ana Botín, no van a cobrar comisiones, van a ayudarnos con este servicio sin cobrar comisiones”
El presidente aclaró que como el 70 por ciento de los servidores públicos están en su casa, la dispersión se realizará en el apoyo del pueblo, pero “para eso se requiere que la gente esté informada”, por lo que advirtió que en los próximos días seguirá hablando del tema en su conferencia matutina.

346 mil despedidos; la mayoría, en empresas grandes

Antes, el presidente reconoció a las pequeñas empresas, que están resistiendo la crisis sin despedir a los trabajadores.
“Estos pequeños empresarios, mujeres y hombres están actuando de manera muy responsable, heroica, porque son los que están cuidando más el empleo de sus trabajadores, es donde ha habido menos despido”, dijo López Obrador.
La declaración fue acompañada de un informe de la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, quien explicó que entre el 13 de marzo y el 6 de abril se han perdido 346 mil 878 puestos de trabajo.
Las seis entidades con la mayor pérdida de empleos se ubican en seis estados: Quintana Roo, en la Ciudad de México, en Nuevo León, Jalisco, Estado de México y Tamaulipas, que concentran el 56 por ciento de bajas de trabajadores del Seguro Social.
Alcalde explicó que las microempresas de uno a cinco trabajadores son “las que más han resistido y más han mostrado solidaridad frente a sus trabajadores”; en cambio “empresas que tienen mayor capacidad de resistencia, son las primeras que ante esta emergencia han separado a los trabajadores”.
La mitad de los despidos ha sido en empresas de más de 50 empleados, y de esas, un 25 por ciento es de empresas con más de mil trabajadores.
Incluso hay casos de empresas de más de 500 trabajadores que, de un día a otro, dieron de baja a su plantilla entera, lo que es un “comportamiento, obviamente atípico”:
“No existe fundamento legal frente a esta emergencia para separar a los trabajadores o para despedirlos”, dijo la secretaria.
Aseguró que en la Secretaría del Trabajo se han dado 10 mil orientaciones y consultas telefónicas y que están por habilitar “un mecanismo mucho más ágil para poder hacer los reportes cuando se trate de despidos o se trate de descansos sin goce de sueldo”.
La intención es restablecer los derechos de las y los trabajadores, y evitar los litigios.
“El llamado que hacemos, sobre todo, a estas empresas es a reconsiderar. Consideramos que es un momento fundamental de solidaridad frente a los trabajadores e insistimos también que no existe fundamento para poder correr, despedir, dejar de pagar el salario a los trabajadores en esta época de emergencia sanitaria”.

Patrones “ahorran” gastos con las cuotas del IMSS

Zoé Robledo, director general del IMSS, alertó sobre una estrategia contable de las empresas para “ahorrar” las cuotas de la seguridad social.
“La caída empieza el 13 de marzo, o sea, el empleo seguía creciendo a un muy buen ritmo y la caída esta del 13 de marzo está completamente vinculada a estos patrones que hemos explicado respecto a coronavirus. Pero la preocupación que tenemos es que tomar las cuotas del Seguro Social como parte de los gastos corrientes de una empresa y decidir que sean las cuotas (las que se recortan para enfrentar la epidemia ( tiene una amplia irresponsabilidad por lo que implica en términos del seguro de enfermedades y maternidad, y de la posible atención de estas personas que ojalá no se contagien.
Explicó que de los 130 mil empleos que se dieron de baja en marzo, en un lapso de ocho semanas pierden su seguridad social. Y un dato todavía más preocupante, dijo, es que el 62 por ciento de los 346 mil que han sido despedidos, “como no tenían ocho semanas previas en su trabajo, la famosa cotización, la ley establece que ellos ya no tienen acceso a servicios de salud por parte del Seguro Social, desde luego que lo tienen en otras instituciones públicas, pero no en el Seguro”.
Esto es importante, dijo Robledo, porque “es probable que un trabajador piense hoy que sigue estando contratado, porque sigue estando su patrón pagándole la nómina y él puede estar muy tranquilo”. Pero si la empresa dejó de pagar sus cotas, los trabajadores pierden el derecho al seguro.
Por eso, el funcionario convocó a los trabajadores a verificar la vigencia de sus derechos.
“En ese momento esa actitud de querer -entre comillas- ahorrarse las cuotas del IMSS, significa dejarlos sin atención médica en un contexto de una epidemia y eso es muy grave”, dijo el funcionario.
“Hoy más que nunca no se pueden ver las cuotas del Seguro Social en una contabilidad, son cuotas que implican derechos y son cuotas que implican derechos a la salud y son derechos a la salud que pueden significar la vida o la muerte. Entonces, queremos hacer ese llamado, sobre todo a las empresas más grandes, que están todo el tiempo haciendo sus cuentas y sus cálculos a partir de las cuotas, hoy pueden poner en riesgo la vida de sus trabajadores”
La empresas que abusan son la excepción
López Obrador aclaró que 346 mil despidos en un universo de 22 millones de trabajadores inscritos en el Seguro Social, representa sólo el 1.7 por ciento de los casos y que la mayoría de las empresas están respondiendo a la emergencia.
“No es la regla, es la excepción, pero no queremos que el mal comportamiento de algunos vaya a ser secundado por otros”, dijo.
“Estos son momentos para la fraternidad, la solidaridad, el humanismo, no para el egoísmo, no para estar pensando sólo en lo material” insistió.
El apoyo a los negocios familiares es uno de los ingredientes del plan con el que López Obrador quiere reactivar la economía. Se trata de un controvertido plan de apoyo a los sectores más vulnerables que ha sido cuestionado por sectores empresariales. Pero él no se mueve de su objetivo.
 “Vamos a salir adelante, pero tenemos que participar todos, ayudar todos, mejor dicho, seguir ayudando todos como lo estamos haciendo. Mucha gente se está sacrificando, está haciendo caso a las recomendaciones para que no se extienda el contagio, el que podamos tener menos enfermos, salvar vidas y salir rápido de esta epidemia para reactivar pronto la economía”, dijo el mandatario. “La base la tenemos cubierta, los más pobres. Y ahora es poquito arriba y así vamos a ir subiendo, porque acuérdense que es de abajo hacia arriba, no de arriba para abajo”.
Cortesía de https://piedepagina.mx/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Páginas