Félix, el incalumniable - Revista Acapulco

Lo nuevo

pendiente

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Félix, el incalumniable

"Todo lo que digan de mí es cierto": Félix Salgado

*Como reguero de pólvora, una nota de Milenio, en donde se le acusa de abuso sexual, fue replicada en medios locales

José de la Paz Pérez

"Todo lo que digan de mí es cierto", dijo en una ocasión Félix Salgado Macedonio, senador con licencia y aspirante a la candidatura de Morena y a gobernador de Guerrero.

Actor, cantante, periodista, ex alcalde de Acapulco, ex diputado federal, etc… ha salido de muchos aprietos a lo largo de su vida; ha tenido muchos éxitos, pero sin duda un par de tropiezos que le han dolido: dos veces ha intentado gobernar su estado y ha fracasado. 

Ese par de descalabros parece ser la única “espinita” enterrada, por eso hoy busca la tercera que sea la vencida.

Y si en las anteriores ocasiones el problema fue que luchó en contra del sistema, del que se dijo robado, hoy lo más difícil está en la lucha interna de su partido, Morena, cuyo candidato oficial estaría destinado a ganar la contienda constitucional, de acuerdo a las mediciones que se han hecho hasta el momento.

Son varias las circunstancias: si se define que va mujer, quedaría una vez más sin alcanzar su objetivo; si crece la imagen de Pablo Amílcar Sandoval, y es cierto lo que dicen sus operadores políticos de que es el favorito del presidente, Andrés Manuel López Obrador, podría quedar fuera una vez más.

Pero si la trayectoria política no pesara lo suficiente como para obtener aquello por lo que el “toro sin cerca” ha luchado durante gran parte de su vida, hoy se conoció vía Milenio una denuncia por abuso sexual, ocurrido presuntamente en diciembre de 2016.

Yo tengo más negativos que positivos. Yo sé que no estoy compitiendo para cardenal, ni tampoco soy santo. Yo así soy, soy incorregible, soy impredecible, soy incalumniable: todo lo que digan de mí es cierto 


Sin intentar defender a nadie, porque todos los días en México se pide justicia y alto a la impunidad, la denuncia que, en su momento se supone que no prosperó por falta de pruebas, sale en tiempos en que Félix Salgado ha dominado todas las encuestas que lo ubican como el favorito absoluto para ser el abanderado de Morena e, incluso, el gobernador de Guerrero.

Y dadas las circunstancias, lo peor de todo es que queda claro que se trata de “fuego amigo” y que habría que ver quién se beneficiaría si Félix deserta de la lucha al interior de su partido.

Desde que se sabe que, de acuerdo a las encuestas, quien sea el abanderado de Morena ganaría la elección constitucional, está claro que la verdadera lucha por el poder está aquí, que ya comenzó.

“Soy incalumniable: todo lo que digan de mí es cierto”, dijo en su momento Félix y tal parece que le han tomado la palabra sus detractores, quienes han difundido la nota de Milenio como verdad absoluta.

Y no se trata de defender a nadie, pero esto huele a política, no a justicia, y el tiempo se encargará de poner a cada quien en su lugar: si Félix es culpable, lo pagará. El problema es que, si se demuestra la inocencia del político calentano, el daño mediático ya estaría hecho.

Si bien son ciertas las acusaciones, la política de la 4T nos indica que habrá castigo para el hechor, pero si todo fue un ardid, una trampa, un afán de perjudicar, quedará al descubierto quien la orquestó y, por supuesto, la identidad de quien se prestó a la guerra sucia y sus motivos, si no es que ya se sabe a estas alturas.

¡Y cuidado!, a lo largo de su vida en Félix ha aplicado eso de que “lo que no te mata te fortalece”, por lo que si se demuestra que todo fue planeado para quitarlo del camino, muy difícilmente le quitarán la candidatura –a no ser que vaya mujer- y por ende, la gubernatura.

Páginas